Barroco Mestizo

Como era en un principio constituye un acercamiento al paisaje musical y colonial hispanoamericano. Un valiente intento de masticar y digerir una forma de ver el mundo en gran medida incomprensible para nuestro siglo, pues el pasado se vio envuelto, ya en la modernidad, en almidones y rimbombancias decimonónicas, filtro y fábula de lo pretérito.

Las interpretaciones del siglo XX y de nuestro tiempo plantean nuevas fábulas. Posiblemente sin las nociones modernas del individuo y de la interpretación de la realidad no cabría salir de cánones, y aunque nos acercásemos a la idea más pura de interpretación, la subjetividad hoy no suele ponerse en duda. ¿Qué capacidad tenemos realmente de percibir los matices de la cotidianidad de tiempos con los que difícilmente compartimos una lengua mutada, una ciudad deformada y unas huellas que apenas estamos aprendiendo a descifrar?

El proyecto musical del grupo y su marco teórico tienen el acierto de incluir la rigurosa educación clásica y su investigación, y de contar con músicos destacados del folclor local, para buscar el sonido barroco hispanoamericano y el carácter propio de las colonias españolas, más sencillo y cercano a la vida diaria; o -si la fábula también está distorsionada- lograr una interpretación, desde el mestizo presente que somos y con los diferentes ingredientes de cada uno, con la similar circunstancia de lugar.

Sin importar la influencia teórica del intérprete o del historiador -intérprete de la historia-, el punto de vista tiene deformaciones de perspectiva. El sonido del grupo es una búsqueda y a la vez una interpretación supuesta, no del sonido ni formato originales sino del sonido local.

Al oír al grupo saboreé algo del paisaje colombiano y del encuentro de tradiciones que ha tenido lugar en esta tierra. Percibí la música antigua del Continente más cercana; la tradición importada, impuesta, seductora; el encuentro con lo que había; el esfuerzo que hacemos por entendernos.

Bogotá 18 de octubre del 2009.

Alejandro Salcedo.